Hacer video multipantalla sin morir en el intento [MEGA GUÍA]

Hacer video multipantalla sin morir en el intento [MEGA GUÍA]
mayo 15, 2020 Diego M. Pecharromán
IMAGEN DESTACADA mega guia multipantalla
¡Comparte el post con tus amigos!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡Bienvenido a esta mega-guía para hacer video multipantalla!

Seguro que en estos días de confinamiento has visto multitud de vídeos musicales grabados en casa de distintos músicos y con un montaje de pantalla dividida. Y te habrás preguntado: ¿cómo puedo hacer un vídeo multipantalla?

Pues estás de suerte, porque en estos tiempos, gracias a la tecnología y sobre todo con los smartphone, podemos conseguir una calidad aceptable siempre que sigamos una serie de consejos.

En este artículo te presentamos los pasos para hacer un vídeo multipantalla con un programa gratuito que te va a encantar (aún estamos flipando que sea totalmente gratuíto ☺) y, además, se repasan conceptos y consideraciones a tener en cuenta para facilitar el trabajo al técnico encargado de montar el vídeo y mezclar el audio, y conseguir así la mejor calidad final.

¡Espero que te guste y te sea de gran utilidad!

Cómo hacer video multipantalla: pequeños consejos audiovisuales para grandes músicos

Artículo redactado por Miguel Jiménez con la colaboración de Diego M. Pecharromán.

Para estructurar el trabajo, se propone seguir el proceso audiovisual como en cualquier trabajo profesional, es decir, una serie de pasos que si se siguen, se llegará a tener un resultado óptimo con el equipo que todo músico tiene en casa.

La preproducción

Es la parte más importante de todo el proceso, por eso debe realizarse con detenimiento y barajar distintas posibilidades, ya que un fallo en esta parte, se verá reflejado en el resultado final.

En cine esta fase conlleva el proceso de guión, el presupuesto, todo el material necesario, tanto técnico como artístico, la elección del personal, la búsqueda de recursos económicos, humanos, de logística…

También se estudia el mercado y la difusión de la obra, se buscan festivales donde pueda presentarse, se calendariza el rodaje, las localizaciones y todo lo que se debe organizar para que el rodaje esté pensado milimétricamente.

Para hacer un video multipantalla no es necesario un guión como tal, ni un equipo de técnicos, ni muchas de las fases de preproducción, lo que facilita la tarea bastante.

Pero no podemos olvidar temas muy importantes como la elección de un buen set de rodaje o tener muy claro qué se va a tocar y de qué forma, y pensar en la estética del vídeo final.

Por ejemplo, elegir unos tonos de color comunes o un vestuario con algún criterio común aportará coherencia al resultado final.

Pero si además piensas en algún elemento narrativo o algún efecto de “interacción” entre los músicos (miradas, lanzar elementos de una plano a otro…) le puede dar un punto de creatividad muy interesante.

Para todo esto, es muy recomendable tener un sencillo “storyboard” con las diferentes multipantallas que van a aparecer, los momentos de protagonismo de cada músico, etc… Esto haré el montaje más rápido.

Ensayos

Parece evidente que hay que ensayar bien antes de ponerse a grabar, y que en caso de improvisar, tener claro lo que se va a hacer, habiendo improvisado mucho sobre el tema en cuestión.

El motivo más importante es que grabaremos de una sola toma. 

Aunque en este punto tienes dos opciones:

  1. Grabar audio y video a la vez. Es la opción más natural, rápida y efectiva, pero con más posibilidad de error y por lo tanto tendrás que repetir más veces la toma completa.
  2. Grabar audio primero, y luego una toma de vídeo en “playback”. Te permite editar el audio y mezclar diferentes tomas hasta dejarlo perfecto. Esto no es válido para los solos, y a veces tampoco para la voz principal o algunos instrumento, ya que se nota mucho el “playback”.

A diferencia de un trabajo de estudio o un videoclip dónde se harán distintos planos en distintas localizaciones y se pueden repetir por trozos pequeños, en este proyecto no podemos hacerlo.

La sincronización de todos los trozos y la producción musical sería una tarea muy tediosa para los técnicos en postproducción, así que la mejor opción es grabar el vídeo del tema entero.

Es normal que no salga bien a la primera toma, ni a la segunda, ya que la cámara suele agitar los nervios y queremos que nuestro trabajo sea reconocido y óptimo.

Por eso es muy importante un buen trabajo de ensayo previo e intentar estar cómodos en nuestro set.

Tampoco hay que obsesionarse, la interpretación perfecta es utópica, y siempre puede salir mejor, debemos ser críticos con nuestro trabajo, pero no exigirnos hasta el punto de quedarnos bloqueados.

Pista de referencia

La diferencia de hacer un video multipantall con respecto a un videoclip o un video en directo es que las pistas de audio se mezclan a la vez que las de vídeo. Es decir hay que grabar todos los instrumentos por separado tanto en audio como vídeo y todo tiene que estar sincronizado.

La herramienta que usaremos para la sincronización y para que se tenga coherencia musical es la pista de referencia.

Es un audio que irá pasando de un músico a otro, incluyendo pista por pista las grabaciones que vamos obteniendo hasta llegar al audio final.

En el caso de ser el primero en grabar, o bien usar un metrónomo o bien una pista de referencia de iReal Pro o Band-in-a-Box, un Backing Track o lo que se decida.

Esta pista se reproducirá en un dispositivo con auriculares con el fin de que en la grabación sólo tengamos nuestro instrumento, y no se escuche un metrónomo o un audio de fondo que emborronará el resultado final.

Una vez terminada la preproducción (ensayos y preparación del set), el técnico de audio hará llegar la pista de referencia, así que ensaya, optimiza la iluminación y el decorado y ten paciencia hasta que llegue tu turno.

Para conseguir coherencia musical, la pista de referencia tendrá un orden establecido o un itinerario que decidirá el productor, aunque lo más lógico sería seguir este proceso.

Orden de grabación de los instrumentos

  1. En primer lugar grabará la sección rítmica, comenzando por guitarra o teclado, dónde quedará clara la estructura, la armonía, el tempo y la acentuación del tema.
  2. Después se le añadirá la línea de bajo.
  3. A continuación la percusión contemplando los acentos y paradas que el bajo le ofrece.
  4. La melodía principal o la voz se incluirán una vez la parte rítmica esté concluida.
  5. Por último se grabarán los solos, los arreglos y todo lo que adorne la canción como efectos, background o detalles.
Consejo: Es importante no saturar con pistas muy complejas, dejando huecos para otros músicos, comprendiendo que es un trabajo en equipo.

Software de edición de audio

Para ir mezclando las diferentes pistas se puede utilizar cualquier editor de audio. Los hay gratuitos y de pago.

Recomendamos Audacity que es de código libre y bastante fácil de utilizar. Aunque más limitado.

Dentro de las opciones de pago, y más completos y profesionales, puedes usar:

  • Cubase
  • Ableton Live
  • Logic Pro (Mac)

Materiales necesarios para la grabación

Lo mínimo es disponer de una cámara (si no, podemos usar un smartphone) y un reproductor de música con unos auriculares para escuchar la pista de referencia mientras grabamos. También un trípode, un micrófono y focos o lámparas para iluminar en el caso de que no se use la luz natura.

Micrófono

Ayudaría a la calidad final que dispongamos de micrófonos externos, en vez de usar el micrófono integrado del smarthpone o el ordenador.

Dependiendo de qué instrumento se vaya a grabar se recomiendo un tipo de micrófono determinado:

  1. El micrófono dinámico se recomienda para grabar voz y vientos ya que tienen mejor resistencia a presión.
  2. El micrófono de condensador también sirve para grabar voz y vientos, pero teniendo en cuenta que son más sensibles. Se recomienda usar una pantalla anti pop que impedirá que se registren los golpes de aire.
    Éstos realmente son muy útiles para grabar percusión o guitarras acústicas.
  3. Es preferible que los instrumentos eléctricos se graben por línea, siendo necesario un ordenador con una interfaz de audio o una grabadora de audio con entrada de línea.

Consejo 1: si vas a grabar con un smartphone sería ideal poder grabar con dos smartphone a la vez a distintas distancias por si satura en uno, tener una toma de seguridad.

Consejo 2: i vas a grabar primero el audio independientemente del video, puedes tocar enfrente de un armario y con las puertas abierta ya que esto te facilitará un sonido muy seco y limpio, a pesar de ser un micrófono integrado. Por otro lado, graba siempre utilizando la cámara ya que grabará con mejor calidad que las aplicaciones grabadoras de sonido de los smartphones.

Set de iluminación

Para el vídeo, la luz es fundamental, ya que un vídeo con poca luz, con una cámara no profesional producirá ruido, un grano en la imagen que mermará la calidad e impedirá redimensionar el vídeo en posproducción.

Para ello se usarán focos, lámparas o buscar fuentes de luz natural (ventanas) que tengamos en casa.

Como no queremos sombras duras, se puede usar la luz rebotada, filtros o la pantalla de las lámparas de casa.

Si la iluminación es exterior, corregiremos las sombras mediante reflectores que pueden ser telas, cartulinas blancas, o los parasoles de los parabrisas del coche.

El set de rodaje

Elegir un buen sitio es fundamental para este trabajo. Lo más importante es evitar ruidos que puedan ser captados por nuestro micrófono, ya que estamos grabando música.

El set debe ser cómodo y amplio para que estemos relajados a la hora de grabar, y poder tener suficiente distancia para que la cámara pueda encuadrar un plano medio como mínimo.

Si es posible, elegir un espacio donde podamos dejar nuestro set montado varios días para poder grabar distintos temas o por si necesitamos varias sesiones de rodaje porque se complique la interpretación.

Rodaje en exteriores

Evitar el contraluz, es decir, que la luz venga de detrás de nosotros, ya que se vería nuestra cara en sombra y si es necesario, usar un reflector que rebote la luz para iluminarnos.

Un exceso de iluminación, nos puede poner el fondo completamente blanco que se llama quemado, esto se debe evitar, así como los fondos excesivamente cargados ya que desviarán la atención hacia nosotros.

La luz natural cambia durante el día, dando un tono más blanco o azulado en las horas de más sol y anaranjándose al atardecer. A esta luz más naranja se le llama luz cálida.

Si usamos lámparas para corregir sombras, tener en cuenta la temperatura de color, usando una luz blanca a mediodía y una más amarillenta al atardecer.

Rodaje en interiores

El mayor problema que podemos tener para grabar en interiores es la reverberación.

El rebote del sonido en las paredes desnudas o en espacios muy diáfanos hará que nuestra música suene difusa y poco clara, para eso se recomienda un espacio con librerías, cortinas o muebles que amortigüen o eliminen el rebote del sonido.

Para la voz o los instrumentos de voz, viene bien algo de reverberación, ya que si la eliminamos por completo, obtendremos un resultado “seco” o “sin cuerpo”. Lo mejor sería hacer pruebas de sonido en distintos espacios.

Una ventana o una lámpara nos puede dar problemas de contraluz si viene de atrás.

Trata de ubicarte en ángulo oblicuo a las ventanas para aprovechar la luz natural y elige un sitio separado de la pared, para evitar sombras indeseadas en el fondo.

Iluminación

El vídeo y la fotografía se basan en pintar con luz, por eso es importante tener en cuenta unos principios básicos de iluminación.

Para asegurar el éxito al hacer un video multipantalla, la iluminación es fundamental. Es importante una luz suficiente que no cree ruido en la imagen y ya que buscamos una estética neutra, que expresa naturalidad, se evitarán sombras duras.

Se propone el siguiente esquema básico de iluminación:

  1. Luz principal
  2. Luz de relleno que sirve para corregir las sombras
  3. Luz de contra (o de recorte) que nos dará profundidad
  4. Y, si es necesario, una luz de fondo que ilumine el fondo, así quitamos las sombras que no deseamos.

Es una tarea difícil y de ensayo-error así que se recomienda el uso de difusores y reflectores o si es posible regular la luz.

Es imprescindible tener en cuenta la temperatura de color de nuestras lámparas no mezclando luces frías y cálidas.

Se comprobará la iluminación haciendo fotos con el temporizador de la cámara, corrigiendo sombras y modificando aquello que no funcione bien en cámara.

Decorados

Generalmente, no estamos acostumbrados a vernos en pantalla, así que es recomendable estar arreglados, bien peinados y si se quiere, usar maquillaje.

Vístete para la ocasión y tratad de buscar un punto de coherencia entre todos para que haya un criterio común. Cuidado con las prendas con rayas pequeñas o estampados muy complejos, pueden dar un resultado no deseado en cámara.

Elegir un fondo bonito ayudará a que nos guste más la imagen, sin recargar demasiado, podemos incluir elementos de decoración.

Si la decoración es bonita, podemos enviar al montador de vídeo planos detalle de unos 5 o 10 segundos, que facilitaran la labor de darle ritmo al vídeo.

Rodaje

Una vez elegido el sitio y teniendo clara la iluminación, es el momento del rodaje.

Esta parte es la más delicada del proceso por eso se recomienda hacer las tomas que sean necesarias.

Si no sale, y nos ponemos nerviosos, habrá que parar y dejar el rodaje para otro momento cuando estemos calmados y concentrados.

Es importante disponer de suficiente tiempo para poder repetir una y otra vez hasta obtener el resultado que queremos, siempre visualizando al terminar lo que creemos que es una toma buena.

En el set de rodaje no debemos fumar, ya que el humo puede afectar a la toma que tanto nos cuesta conseguir.

Mantener un ambiente tranquilo y concentrado es básico para un rodaje exitoso.

Consejo para los músicos: Mantener el silencio durante la preparación del set o durante las esperas ayuda muchísimo a los técnicos para que hagan su trabajo concentrados y rápido.

Preparar el equipo

Lo más básico es contar con una cámara (o smartphone) y un reproductor con auriculares para la pista de referencia.

Si disponemos de una grabadora, o un ordenador con interfaz de audio, el resultado será mucho mejor.

Incluso podemos dejar la pista de referencia como audio de fondo para el vídeo, escuchando por auriculares el resultado limpio de nuestra interpretación.

Sonido

Comprobar en el vúmetro, si disponemos de esta referencia, que registramos una buena señal entre -6 y -12 Db, usando los controles de volumen de entrada y nunca llegar a la zona roja o por encima de estos decibelios ya que se considera saturada y se perderá información de nuestro sonido.

Si el viento o una vibración nos entra por nuestro micrófono, debemos aplicar un filtro de paso bajo (low cut) siempre que podamos. En algunos equipos se le llama opción “reducción de viento”.

Usar siempre un formato .wav o forma de onda, que es el formato de audio que menos comprime y obtendremos un mejor resultado.

Cámara

Usar siempre trípode, ya que necesitamos una imagen estabilizada.

No usaremos movimientos de cámara ya que pueden interferir en el trabajo del montador. Lo interesante al hacer un video multipantalla es que todas las cámaras sean fijas, si no, puede ser un poco mareante.

Se recomienda usar la mayor resolución posible:

  • Mínimo Full HD (1920×1080)
  • Si es posible, grabar a 50 o 60 fotogramas por segundo
  • Elegir el orden de campo progresivo.

Así conseguiremos mayor detalle en el movimiento de nuestros virtuosos dedos. =D

Si vamos a grabar con el teléfono móvil es muy importante pulsar en la pantalla el área dónde queremos el enfoque, una vez empezada la grabación y quitar todos los enfoques automáticos, ya que los ajustes que hace en medio de la grabación es a saltos y esto es muy difícil de corregir en posproducción.

¡Y que no se te olvide quitar la funda del móvil!

El plano

Recuerda que el vídeo debe ser en formato horizontal, ya que nuestras pantallas son así y no podemos girarlas como hacemos con las fotos.

Para darle opción al montador de poder jugar con el encuadre de nuestro vídeo, es necesario un plano medio largo, es decir, que el corte sea como mucho a la altura de nuestra pierna, entre la cadera y la rodilla.

Esto permitirá poder ampliar y montar un primer plano, un detalle del instrumento o incluso un movimiento en posproducción.

Nunca cortar el plano por nuestras articulaciones, es decir, ni por el cuello ni por los codos ni por las rodillas.

Se soluciona el encuadre moviendo la cámara, por eso necesitamos una gran distancia o tiro de cámara.

Para ajustar un poco el encuadre, se puede usar el zoom pero hay que tener en cuenta que si es una cámara digital, esto reducirá notablemente la calidad de la imagen, ya que lo que hace la cámara es recortar la imagen.

Es preferible usar una angulación frontal, con la cámara a la altura de los ojos, para expresar naturalidad y sinceridad.

Para la composición del plano, hay distintas opciones.

Se recomienda la regla de los 3 tercios que se basa en buscar los puntos de atención en las intersecciones que se producen al dividir el plano en 3 zonas verticales y otras 3 horizontales.

Es en estos puntos es donde fijamos nuestra cara o la mano que está tocando el instrumento. Dejaremos un espacio a un lado según nos marca nuestra mirada, a este espacio se le llama aire y hace que el plano sea dinámico y compensado.

Protocolo de rodaje

Con tantas cosas que tenemos en mente, es frecuente que se olvide dar a grabar a la cámara o encender alguna luz, esto arruinaría nuestra toma y después de conseguir interpretar correctamente es una pena tener que desecharlo.

Para eso se propone un protocolo de rodaje que se trata de un orden, siempre el mismo para empezar a grabar con el equipo.

El orden propuesto es:

  1. Encender las luces
  2. Grabar audio
  3. Grabar vídeo
  4. Colocarse en posición
  5. Dar una palmada (para la sincronización del vídeo y el audio)
  6. Reproducir la pista de referencia.

Se puede ”cantar” como se hace en cine: ¡Luces!, ¡audio!, ¡cámara!, ¡actores!, ¡palmada! y ¡play!.

Se pueden hacer 2 tomas sin parar el equipo, pero no más ya que el archivo resultante pesaría demasiado.

Es una buena idea apuntar el nombre del archivo en audio y en vídeo que van juntos para no volverse loco en la selección de la toma buena.

Postproducción

Es la parte final del proceso donde se ordenan los archivos, se sincroniza, se mezcla y produce el audio, el montaje, se ajustan los colores (etalonaje), se meten filtros, efectos especiales, la infografía y la exportación.

Es un proceso bastante técnico y complejo y que necesita un software específico.

A continuación daremos algunos apuntes sobre el orden para facilitar la labor del técnico en postproducción.

  1. Seleccionamos y visualizamos nuestra toma buena, que suele ser la última y le ponemos un nombre para tener claro de qué se trata el archivo.
  2. Hay que tener en cuenta que el técnico de postproducción recibirá muchos archivos y le hacemos un gran favor dándole todo ordenado.
  3. Una copia de seguridad es imprescindible por si se pierde el archivo o si el técnico lo necesita.
  4. Enviar siempre el archivo original mediante un sistema de transferencia de archivos como Google Drive o Wetransfer.com.
  5. No enviar por WhatsApp u otros programas de chat, ya que comprimen mucho para garantizar el mínimo peso en el envío de datos y pierden mucha calidad.

Edición de vídeo

Para este proceso es necesario software específic. Existen multitud de editores de vídeo gratuitos y de pago, y cambian las funciones y las posibilidades en cada uno.

Pero para hacer un video multipantalla es fundamental que tengan dos funciones básicas: edición multipista y herramienta de recorte. A continuación te hablo sobre las opciones que tienes.

Hombre editando video en un ordenador

Software de edición de vídeo gratuíto

De las opciones gratuitas, recomiendo (sin dudarlo) el editor DaVinci Resolve que tiene muchísimas opciones y para hacer un video multipantalla es más que suficiente. De verdad que es un programa súper potente incluso en su versión gratuíta. Aquí tienes este buen tutorial del gran RunBenGuo.com para aprender a utilizarlo.

Otra opción gratuíta y además online es WeVideo.com, pero si quieres exportar en alta calidad tienes que usar la versión de pago. Aquí tienes un tutorial de Wevideo de nuestro amigo Antono J. Calvillo de Musikawa.es.

Software de edición de vídeo de pago

Dentro de las opciones de pago, la más barata y efectiva es Filmora. Por 60€ tienes un programa siempre actualizado y con todas las funcionalidades que necesitas para hacer montajes de este tipo.

Otra opción un poco más cara es Camtasia, que originalmente surge como el programa por excelencia para capturar la pantalla y grabar tutoriales, pero poco a poco su editor está mejorando y es muy intuitivo.

NOTA DE DIEGO: Los vídeos de mi academia los edito con Camtasia al igual que este vídeo multipantalla para mi banda Gata Brass Band de “Why can’t we be friends”. Aunque me voy a pasar a DaVinci Resolve ya mismo. ☺

Por otro lado tienes los programas más potentes y profesionales.

  • Adobe Premiere
  • Final Cut (Mac)
  • Sony Vegas

Consejos para hacer video multipantalla sin morir en el intento

La edición y el montaje es un proceso con unos pasos muy concretos que puede volverse eterno y tedioso si no empiezas con buen pie.

Estos son los pasos a tener en cuenta para que el tiempo de trabajo sea muy eficiente y rápido.

  1. Lo primero es el orden, es importante tener todo bien ordenado por carpetas y no moverlas hasta haber acabado el trabajo.
  2. El siguiente paso es la sincronización, muy importante en vídeos musicales. Se deben sincronizar los clips enteros con la mezcla de audio final. Así garantizamos que no habrá problemas y que no se convertirá en la tediosa labor de ir sincronizando clip por clip.
  3. En el montaje tenemos que tener muy en cuenta el ritmo y la tensión que la música nos ofrece, usando muchos cortes en las partes más rítmicas y usando cambios bruscos de plano (de general a primero por ejemplo) para expresar tensión. Hay que tener en cuenta la tensión y el dinamismo que el plano nos ofrece.
  4. Para un montaje en mosaico usaremos la herramienta recortar para redimensionar el plano y la herramienta movimiento para situar el plano en la pantalla. Intentar dirigir la atención mediante el movimiento de cada plano.
  5. Si queremos líneas que separen los distintos planos en mosaico podemos usar la herramienta título.
  6. A continuación mediante filtros y efectos debemos igualar los colores de los distintos vídeos para conseguir continuidad y que no afecte a la atención que queremos conseguir con nuestro montaje. Se pueden incluir efectos agresivos si no conseguimos una buena continuidad de color.
  7. Por último la infografía debe ser clara y legible, que de tiempo a leerse y que no afecte demasiado a la imagen. Si es necesario se incluirán bordes que contrasten con el fondo para que se entienda bien el texto.
  8. Cuando ya esté terminado, debemos exportar el vídeo, recomiendo un formato estándar H264 a una buena resolución que garantizará la reproducción en la mayoría de los dispositivos.

Ten en cuenta que el trabajo de posproducción es muy complejo, creativo y se necesitan muchas horas y mucha inspiración para finalizar un trabajo así.

Para poder explicar el proceso de postproducción de vídeo y audio, serían necesarios varios artículos como este y debido a que existen diferentes programas donde se trabaja distinto, es inviable incluirlo aquí.

Pero cualquier duda o consejo que necesites, puedes escribir en los comentarios y te ayudaremos seguro. 😉

Ejemplos para inspirarte

Why can’t we be friends de Gata Brass Band (editado por Diego M. Pecharromán con Camtasia)

La noche de los gatos de Los Chicos del Muro (editado por Miguel Jiménez con Adobe Premiere)

Jazz Police de Onujazz Big Band (editado por Martín Regaña)

La Batanga de Clasijazz Big Band (editado por Manuel Rubio con Final Cut)

Jody Grind de Jove Big Band Sedajazz (editado por Bernat Cucarella con Final Cut)

Conclusión

Para hacer un video multipantalla (grabación y edición) sin coste y con una inversión mínima en material esto es lo que necesitas:

  • Smartphone + reproductor con auriculares
  • Lámparas o una ventana cerca
  • Audacity (para editar el audio)
  • Davinci Resolve (para editar el video)

Pero no te olvides de lo más importante: planifica previamente qué tipo de video quieres y con qué estética para que gane en coherencia y originalidad.

Enhorabuena, si has llegado hasta aquí ya has terminado.

Ahora, esperamos que te pongas manos a la obra y después nos compartas tus trabajos en los comentarios justo aquí abajo. 👇👇👇

Si eres músico, sólo te puedo decir: “Ten paciencia” para ver el resultado de la mezcla de audio y vídeo que los técnicos realizarán por ti.

Gracias por tu atención, espero que la experiencia te sirva como aprendizaje y estamos deseando ver tus resultados. ¡Ah! Y si te gusta crear videos con efectos sorprendentes y originales que puedas hacer en tu casa y sin grandes conocimientos técnicos, te recomiendo que leas también este otro artículo sobre “Cómo hacer un videoclip con stop motion fácil y divertido

 

Artículo redactado por Miguel Jiménez Duarte con la colaboración de Diego M. Pecharromán.

¿Quién es Miguel Jiménez Duarte?

Miguel JimenezRealizador de audiovisuales y monitor de proyectos de educomunicación, utilizando el audiovisual como herramienta de transformación social.

Estudiante de Grado en Historia y Ciencias de la Música en la Universidad de Granada.

Bajista, socio activo y coordinador del equipo de comunicación de Onujazz (Asociación de Música Moderna de Huelva) y miembro del colectivo de músicos Onujazz Experience.

¡Y gran apasionado de la música, la creatividad, la innovación y la cooperación!

Contacto: Canal de Youtube y Facebook: Miguel Jiménez Duarte

 

 


¡Comparte el post con tus amigos!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*