fbpx

Mujer y música. ¿Por qué hay tan pocas mujeres en la música?

Mujer y música. ¿Por qué hay tan pocas mujeres en la música?
marzo 14, 2019 Diego M. Pecharromán
En Sociedad
mujeres en la musica
¡Comparte el post con tus amigos!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Por qué hay tan pocas mujeres en la música?

Esta es una pregunta que ronda mi cabeza desde hace mucho tiempo sin encontrar una explicación definitiva.

Voy a contarte todas las ideas e hipótesis que tengo y qué es lo que podemos hacer para cambiar esta triste realidad. Creo que abriendo la reflexión y el debate seguro que se consigue transformar la realidad poco a poco.

Mi principal hipótesis es por la falta de referentes femeninos (instrumentistas) en los escenarios.

Parece una perogrullada, pero una cosa es que haya mujeres que toquen instrumentos y otra que se suban al escenario y formen parte de proyectos musicales. Y esto es como la pescadilla que se muerde la cola. Cuántos menos referentes haya en la escena musical menos mujeres se decidirán a tocar un instrumento y subirse a un escenario.

Pero ahora se me plantea otra pregunta: ¿qué motivos hacen que a penas haya mujeres en los escenarios tocando un instrumento?

Para dar explicación a esto encuentro dos razones principales. La primera más concreta y la otra más global que a su vez tiene influencia en la primera.

  1. La maternidad y las dificultades para la conciliación familiar-profesional.
  2. La herencia de la cultura patriarcal en la educación y en los roles y valores que asumimos inconscientemente en la sociedad.

Voy a empezar hablando por mi principal hipótesis ya que tengo ciertas experiencias y evidencias claras de cómo influye y mucho en esta realidad, y cómo es más fácil de lo que parece que todo cambie.

Pero antes de empezar simplemente advertir que no soy ningún experto en la materia. Simplemente soy sensible a esta realidad, he investigado y conversado con muchas personas y he sacado unas conclusiones. La principal esta realidad (como todas) es un prisma con muchas caras y depende del punto de vista que lo mires ciertos aspectos se exageran o bien se suavizan. No es lo mismo el entorno de la música clásica y los conservatorios, que la música punk, rock, electrónica… que el jazz o la música contemporánea. Y dentro del sector no es lo mismo la musica ‘mainstream’ que la música independiente y de autor. Por eso aviso que quizás peque de generalizaciones. Sólo invito a la reflexión sobre mis ideas.

Falta de referentes femeninos instrumentistas en los escenarios (y más visibilidad)

Que haya tan pocas mujeres tocando instrumentos sobre los escenarios influye y mucho en la predisposición y la iniciativa de las mujeres a tocar un instrumento. No pasa tanto con las cantantes, ya que los medios dan mucha visibilidad a las mujeres cantantes y por eso las academias de canto están llenas de chicas que quieren cantar y seguir los pasos de sus ídolos.

Yo cuando empecé en la música y me compré mi primera guitarra me veía reflejado en los músicos que admiraba y escuchaba en ese momento. Por eso me decanté por la guitarra. Y cuando decidí comprarme el saxofón  fue exactamente igual. Si no hubiera tenido un referente en el que me hubiera visto reflejado quizás hubiera elegido otro instrumento.

Por supuesto hay excepciones, pero creo que es uno de las principales circunstancias que influyen.

Un claro ejemplo de cómo afecta esto en la iniciativa es lo que ocurrió en la primera jam session convocada por la plataforma barcelonesa Mujeres y música el pasado 8 de abril de 2018. Aquí ocurrió una cosa que es bastante significativa. La jam terminó siendo un éxito total, pero al principio no parecía que fuera a ser así.

Foto del blog Mujeres y música

Tras unas cuantas canciones interpretadas por la banda encargada de abrir la jam, el escenario se queda vacío a falta de músicas que suban a tocar. Entre el público muchas músicas con una sensación extraña mezcla de miedo, vergüenza, falta de autoconfianza y ganas de subir, expresarse y disfrutar tocando. La típica indecisión que hemos sentido todos antes de subirte al escenario de la jam y sólo necesitas un empujón.

Ese empujón lo dio la cantautora Yolanda Pérez que subió al escenario con su guitarra y cantó “Samba de uma nota so” . A partir de ahí empezaron a subir al escenario todas las músicas que lo estaban deseando, pero les faltaba la decisión.

Un momento de la jam session solo para mujeres, en el espacio Inusual Project del Raval.
Foto: MARTÍ FRADERA

Está claro que necesitas ver a un igual tuyo hacer algo que deseas hacer para hacerlo. Es el mejor motivador. Todos necesitamos en algún momento un modelo donde vernos reflejados.  Y es ahí cuando piensas: “Si ella puede, yo también.”

Puedes leer la crónica aquí.

Las soluciones que propongo para solucionar la falta de referentes esto son:

  • Dar mucha visibilidad a todos los proyectos musicales cuyas instrumentistas sean mujeres.  

En este sentido, el blog Mujeres y música y la asociación MIM: Mujeres de la industria de la música están haciendo muy buen trabajo creando un base de datos de proyectos musicales con mayoría de mujeres (y profesionales del sector). Dónde además puedes inscribir más proyectos que conozcas o el tuyo propio escribiendo a info@asociacionmim.com y mujerymusica@gmail.com

También, la asociación Mujeres en la música recopila catálogos de obras compuestas por mujeres.

  • Animar a tocar un instrumento a toda mujer con ganas de empezar.
  • Apoyar para que se suba a un escenario toda mujer que toque un instrumento.

Asi que si eres mujer y tienes ganas de hacer música… ¡no pienses más y ponte a ello!

 

Maternidad y conciliación profesional

Ser madre y ser música es algo tremendamente heróico en el mundo en el que vivimos.

Trabajar en el sector musical es complicado de por sí porque requiere flexibilidad horaria y amplia disponibilidad, nocturnidad y mucha movilidad. Además, es una carrera a largo plazo en la que hay que perseverar mucho y estar a pie de cañón siempre para consolidarse en el sector.

Además, al menos en España, los permisos de maternidad y paternidad no son suficientes. Pero más allá de esto, si una persona es artista-autónoma, o actúa o no genera dinero. Por lo que está obligada a vivir de las rentas durante una baja profesional.

Cuando una mujer es madre durante un tiempo deja de tener toda la disponibilidad que se requiere. Llegando incluso a desaparecer de la escena durante un largo período y frenar su carrera profesional. Después suele ser más difícil retomar los proyectos, además que la disponibilidad horaria se reduce bastante por toda la atención que requiere la crianza.

Esta para mí es una de las principales razones por las que no hay más mujeres profesionales en los escenarios.

mujer chica embarazada

La edad en la que un artista empieza a vivir su madurez profesional y donde la carrera se empieza a consolidar coincide con la mejor etapa de una mujer para ser madre.

Por esto, muchas veces las mujeres músicas directamente van redireccionando su vida a un trabajo más estable o que no requiera tanta disponibilidad y flexibilidad. Pueden continuar en el sector pero más bien en empresas (discográficas, productoras, editoriales, promotoras…) o desempeñando funciones que se pueden desempeñar a distancia (comunicación, marketing…).

La herencia del sistema patriarcal en la educación y en los roles sociales

Este es un motivo más global que influye en nuestra percepción o proyección hacia el mundo y cómo nos desenvolvemos en él. Pido disculpas por las generalizaciones. Simplemente quiero destacar ciertas tendencias que me he encontrado a lo largo de mi experiencia. Por suerte hay excepciones. Sólo invito a la reflexión.

El sistema patriarcal o patriarcado se refiere a la organización social basada en la concentración de poder y autoridad en el género masculino sobre el género femenino.

Históricamente nuestra sociedad se ha basado en este sistema a la hora de organizar el trabajo, el hogar y las funciones sociales. Por suerte esto ha cambiado desde hace años, pero aún quedan rastros de esta cultura que tanto hombres y mujeres asumen inconscientemente aún considerándose feministas. Es lo que se conoce como micromachismos.

Es necesario reflexionar sobre ello para identificar qué ideas y actitudes son nuestras y cuáles son “impuestas”, inconscientemente, por nuestra cultura y no las cuestionamos.

Estos son algunos de los hechos que he identificado:

  • El género influye en el instrumento que tocas.

Tradicionalmente los instrumentos caseros, como el piano, eran los que tocaban las mujeres. En cambio, los instrumentos portables (de viento) los tocaban los hombres porque les permitía salir a trabajar tocando música en la calle (haciendo pasacalles, por ejemplo) mientras la mujer se quedaba en casa trabajando en las labores del hogar.

Los instrumentos que suele tocar una mujer suele ser instrumentos más livianos (flauta, clarinete, violín…). Supongo que debe ser por la percepción, o auto-percepción, de la mujer como una persona más débil. En cambio, los instrumentos más pesados y grandes (trombón, tuba…) se suelen dejar a los hombres.

Obviamente no tiene ningún sentido porque todo el mundo está capacitado para tocar cualquier instrumento. Yo lo he percibido en mi conservatorio y mi entorno. Por suerte esto ya va cambiando poco a poco.

En las bandas de rock/pop/jazz la mujer suele asumir la función de cantante. Quizás porque vende más. No sé. Aunque es absurdo, lo cierto es que los referentes femeninos que se ven/escuchan son cantantes.

Para profundizar en este tema con estadísticas y gráficos muy currados puedes leer este artículo de investigación de Aranzazu Cruz sobre la brecha de género en la música profesional. Está genial. ¿Sabías que el único instrumento casi exclusivo de la mujer es el arpa?

mujer chica tocando violin

  • Los medios hiper-visibilizan la mujer cantante frente a las mujeres instrumentistas.

Los programas de música (realities shows) que hoy abundanen televisión se centran mucho en la voz y poco en los instrumentos. Es decir, las referencias en las que las mujeres se pueden ver reflejadas son sólo en cantantes. Por eso en esta disciplina de la música hay cierta paridad.

Por otro lado, en las galas dónde hay música en directo, los músicos, ya sean hombres o mujeres, suelen estar en un segundo plano.  Además, rara vez saldrá una agrupación tocando música instrumental. Si no hay cantante no vale.

A parte, aunque la sociedad está evolucionando y las políticas de igualdad cada vez son más importantes, la televisión sigue siendo un gran espejo que influye mucho en la sociedad. Se sigue repitiendo modelos patriarcales tanto en los anuncios como en los programas.

En los anuncios de detergente seguimos viendo a la mujer como la ama de casa y los anuncios de coche son protagonizados en su mayoría por hombres. Igual que en los programas de televisión una mujer cantante vende más si viste muy “femenina” y despampanante.

  • La hiper-sexualización de la mujer artista.

Este punto está muy ligado al anterior.

Se sigue utilizando a la mujer como objeto de reclamo en la selección de los grupos o cantantes que aparecen en las galas con música en directo.

La estética y la imagen de la mujer sobre un escenario suele ser hipersexualizada e “hiper-femenina”. Sigue abundando mucha falda corta y escotes frente a la estética “hiper-masculina” de los cantantes que suelen tener una estética “superman” marcando músculo.

  • La mujer música tiene que ser perfecta y se le exige más nivel para demostrar su valía y obtener credibilidad.

Cuándo vemos a una mujer haciendo algo que no es habitual se le presta mucha más atención, para bien y para mal. Posiblemente por la novedad y falta de costumbre, no por nada más.

Pero esto hace que tomemos una actitud mucho más crítica y analizamos más todos los detalles.

Esto ocurre básicamente porque hay pocas mujeres desempeñando ciertos trabajos y nos llama la atención porque no estamos habituados. También hay personas que infravalora de manera inconsciente (o consciente) a la mujer para hacer ciertas cosas.

El punto es que seamos igual de exigentes o igual de permisivos que con los hombres.

Hay ciertos profesionales hombres que por hacer algo que estamos muy habituados ni nos paramos a analizar ni criticar, aunque sean mediocres. Músicos famosos y exitosos, incluso.

Para que una mujer sea reconocida tiene que demostrar su valor mucho más y además no tiene margen de error.

Sobre esto hay muchas experiencias de mujeres batería que por ser mujer se las infravalora llegando al punto de plantarse en una prueba de sonido y el técnico de sonido preguntarle “¿dónde está el batería?, como si una mujer no pudiera tocar la batería. Si quieres conocer experiencias de primera mano, mira el vídeo de “Las que faltaban” (te dejo el enlace más abajo).

  • Hay ciertas profesiones que son para los hombres.

tenico de sonido estudio mesa de mezclas

En la industria musical, si analizas quién ocupa generalmente los puestos de trabajo te darás cuenta que las mujeres trabajan en marketing, comunicación y servicios jurídicos. Mientras que los hombres mayoritariamente están en los puestos directivos y de producción. Curiosamente en los puestos donde está el manejo y la gestión directa del dinero.

Esto afirma el famoso techo de cristal. La teoría de que las mujeres tienen una limitación por ser mujer que les impide ascender a altos cargos y puestos directivos. Aunque las hay, son muy pocas las mujeres las que dirigen productoras, discográficas y grandes empresas de la industria. A pesar que hay grandes profesionales con carreras que abruman. Si quieres conocer los testimonios de grandes profesionales del sector, te dejo un enlace más abajo.

En la música en directo, los hombres abundan en promoción y producción de eventos, técnicos de sonido, montaje de escenarios.

Esto, sumado a que la mayoría de grupos está formado por hombres, ya que hay pocas mujeres profesionales dedicadas a la música, hace que el ambiente de la música y la industria (festivales, salas, estudios…) está muy masculinizado donde una mujer no es fácil que se sienta ubicada.

Este puede ser un gran motivo para que las mujeres no encuentren una fuerte motivación para estar en ese entorno.

Esto esquemas se repiten inconscientemente en la sociedad creando un entorno un tanto inhóspito para la mujer. Por esto es muy importante tomar conciencia de ello y dejar espacios amables para todos.

Y hasta aquí los motivos que he encontrado.

 

Medidas a adoptar

Dar visibilidad a las mujeres músicas para que haya más referentes

Ya lo he comentado antes, esta es la principal medida para solucionar la falta de referentes, el quid de la cuestión.

Discriminación en positivo o sistema de cuotas en los festivales

Sinceramente, mientras no haya suficientes mujeres en la profesión no tiene ningún sentido establecer cuotas en los festivales o forzar la paridad en estos evento. Con el tiempo, de forma natural, la presencia de la mujer en los grupos y los escenarios aumentará.

Hacer festivales sólo de mujeres ayudará para animar a otras mujeres a hacer música. Pero no olvidemos que hacer discriminación, en positivo o negativo, no deja de ser “discriminación”.

Educación, educación y más educación.

Como casi todos los problemas de la sociedad hay atajarlos desde el principio. En la educación está la clave. Hay que fomentar la música, las artes  y la cultura entre los más pequeños. Desde casa, desde el colegio… El resto llega sólo.

Si una persona quiere tocar un instrumento y hacer música profesionalmente, apoyarle como si quisiera ser médico. La música es una carrera totalmente válida como cualquier otra. No sólo es un hobby.

Apagar la televisión. Leer más.

Sobre esto…. nada más que decir. Está claro, ¿no?

 

Si quieres profundizar…

Me gustaría que escucharas otras voces y experiencias. En este documental puedes escuchar varios testimonios de músicas hablando sobre su situación desde diferentes entornos.

Si queréis escuchar testimonios de mujeres de la industria musical os recomiendo este documental para conocer de primera mano cómo se vive y trabaja siendo mujer en este sector.

Y en este otro documental “Las que faltaban” realizado por el grupo Mafalda durante una gira puedes escuchar los testimonios de mujeres de gira en festivales y salas y la experiencias de tocar entre tanto grupo de hombres. A parte de hablar de la situación de la mujer en la música.

El debate

Por último me gustaría plantear una pregunta y comentar una situación que he vivido y siempre me he preguntado por qué ocurre esto sin saber darle una explicación lógica.

¿Por qué los chicos suelen tender a formar bandas de música y las chicas (amigas de ellos) se quedan de espectadoras?

Cuando empecé a tocar la guitarra enseguida me junté con otros músicos e hicimos nuestra primera banda de rock y a la vez teníamos otros amigos con otras bandas.

En los ensayos siempre se repetía la misma situación. Las chicas (amigas y parejas de los músicos) pasaban mucho tiempo en el local de ensayo, pero nunca les dió por coger las baquetas o el bajo y empezar a “trastearlo” para aprender a tocarlo como hicimos todos. La actitud asumida era de público. ¿Por qué ocurre esto? En esos momentos todos estábamos aprendiendo y las posibilidades eran las mismas.

¿Has vivido alguna situación parecida? ¿Por qué crees que ocurre esto?

Cuéntamelo en los comentarios. 😉

Así como cualquier cosa que quieras aportar sobre este tema. Me gustaría generar un debate sobre porque me interesa clarificar las ideas sobre en qué podemos mejorar y trabajar.

Espero que te haya gustado.

Te leo en los comentarios. =D


¡Comparte el post con tus amigos!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

4
Deja tu comentario

avatar
2 Hilos de comentario
2 Respuestas de hilo
1 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
El hilo de comentarios más caliente
3 Autores de comentarios
Supervivencia MusicalRosarioCris Autores de comentarios recientes
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo el más votado
Notificar de
Cris
Invitado
Cris

Que no pudieran hacerlo, q tuvieran q ocultarse en siglas, la falta de visibilizacion… sobre todo falta de visibilizacion. No creo q ahora mismo, por ejemplo, no haya el mismo número de mujeres guitarristas q hombres.. pero pq se nos deja la gran mayoría de las veces en cantantes para lucir? 🤦🏻‍♀️

Rosario
Invitado
Rosario

Superinteresante Diego, solo una discrepancia, no veo mayor problema en festivales solo de mujeres, la mayoría a los que he acudido en mi vida han sido “solo de hombres”. “Discriminación positiva” es un término desafortunado a mi entender, pero la idea básica de establecer cuotas o favorecer el número de mujeres, redundaría directamente en el impacto que estas tendrían como referentes en generaciones venideras. Habría que equilibrar lo que en tantos años ha sido “discriminación total” hacia la mujer en la música. Cuando se consiga ese equilibrio, podremos hablar de un proceso natural. Queda mucho por hacer, compañero y enhorabuena… Leer más »