fbpx

8 Errores en la educación musical que causan desmotivación (parte 1)

8 Errores en la educación musical que causan desmotivación (parte 1)
octubre 13, 2019 Diego M. Pecharromán
Portada del articulo 8 errores de la eduación musical que causan desmotivacion parte 1
¡Comparte el post con tus amigos!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La principal causa del abandono musical es la desmotivación, y muchas veces esto se produce en los primeros momentos del aprendizaje de la música. En los primeros pasos en la música es muy importante que el alumno se enganche, se apasione y se divierta.

niño triste mirando la lluvia a través de una ventana

Como ya sabes, mi propósito (y casi mi obsesión) es erradicar el abandono musical. Cuando hablo de abandono musical me refiero a no sólo abandonar los estudios, sino a abandonar el instrumento. Meterlo en una funda y guardarlo en lo más profundo del armario.

Hay un remedio muy fácil para luchar contra la desmotivación en el sistema educativo tradicional: salir y aprender música con otros métodos.

Pero por desgracia hay muchas personas que abandonan el conservatorio o la escuela de música y que también abandonan el instrumento y la música. ¡Esto no puede ser! Hay mil cosas que puedes hacer con sólo algunos años de estudio de instrumento, pero de esto te hablaré otro día.

Hay varios errores que he detectado en el sistema educativo como alumno y como profesor trabajando con diversos libros y métodos. En esta primer artículo voy a centrarme en uno y en el segundo artículo hablaré del resto de 7 errores.

¡Vamos al lío!

Error #1. Empezar por el solfeo

Este es un error que con los años se está evitando cada vez más, pero aún escuchas que en algunas escuelas de música antes de empezar a tocar un instrumento tienes una formación de 2 cursos de solfeo. ¡Puro solfeo!

Definitivamente el solfeo, a palo seco, no es para nada divertido para un niño de 7 años (ni para nadie) que está deseando JUGAR con la música y los instrumentos.

niño pequeño tocando la guitarra

La música es un lenguaje y por lo tanto se debe aprender igual que se aprenden todos los idiomas. Igual que aprendemos a hablar y escribir. Para ello tenemos que conocer el proceso de aprendizaje de un idioma.

Proceso de aprendizaje de un idioma

  1. De pequeños, empezamos emitiendo sonidos inteligibles: producción sonora.
  2. Después comenzamos a imitar y repetir todas las palabras que escuchamos aún sin entender su significado: imitación.
  3. De repente empezamos a comprender el mensaje que esos sonidos contienen: comprensión.
  4. A la par que empezamos a usar esas palabras aún sin pronunciarlas perfectamente para transmitir un mensaje: comunicación.
  5. Después vamos mejorando su pronunciación a la par que empezamos a reconocer las grafías que representan esos sonidos: lectura.
  6. Y por último comenzamos a dibujar esos símbolos copiándolos: escritura.

¡Fíjate que la lectura y escritura está al final del proceso de aprendizaje!

Proceso de aprendizaje del lenguaje musical a través de la transcripción

En la educación musical, ya sea a través de los planes de estudio, libros o métodos, muchas veces se comete el error de tratar de enseñar a leer y escribir cuando aún no se conoce el significado de los sonidos e, incluso, cuando no somos capaces de emitir sonido con nuestro instrumento.

Según el proceso natural de adquisición de un nuevo lenguaje y estableciendo un paralelismo con el aprendizaje de un idioma, primero tienes que ser capaz de producir sonido con tu instrumento y después tocar motivos musicales que poseen un significado en el oyente. Es decir, lograr la comunicación.

niño cantando con un micrófono

Los motivos por sí solos ya dicen algo y tienen un sentido musical, es decir, tienen una coherencia rítmica y melódica con respecto a la “gramática” musical: las reglas armónicas.

Estos primeros motivos producidos se adquieren mediante un proceso de imitación, al igual que con el lenguaje hablado. Ni siquiera es necesario tratar de escribir o leerlos. Es la fase de emisión sonora e imitación. Hay que tratar de hacerlo lo más similar posible, sin obsesionarse con la exactitud y la perfección, tratando de sentir y entender el significado y efecto en el oyente.

El desarrollo de la imitación implica un desarrollo implícito de la producción del sonido, la técnica, la memoria y sobre todo, la capacidad auditiva y la entonación. Por lo tanto, con un proceso tan sencillo como tratar de imitar lo que escuchas estas matando muchos pájaros de un tiro. 👌

Una vez que has hecho esto durante un tiempo empiezas a tratar de escribir pequeños motivos en un pentagrama. Comienza la fase de la escritura y lectura.

Segunda fase del proceso de aprendizaje: la lectura y la escritura

Obviamente sólo debes intentar escribir los motivos que eres capaz de reconocer. De esta manera el proceso de aprendizaje de la lectura y la escritura es más rápido.

niño con cara de sorprendido leyendo un libroUna vez más, si piensas en la forma que aprendiste a leer y escribir, te darás cuenta que empezaste a escribir tu nombre, “mamá”, “papá” y poco más. Imagínate que tienes que leer y escribir: “supercalifragilisticoespialidoso”. ¡Una locura!

En esta fase de lectura y escritura tienes que entender que el lenguaje escrito sirve para guardar información y transmitirla en el tiempo y el espacio. Escribimos los motivos musicales aprendidos para que podamos rescatarlos en el futuro.

Obviamente la escritura tiene otras utilidades muy importantes: permite crear música original para que otro músico la toque sin haberla escuchado antes o para analizarla sobre el papel.

Pero hay que recordar siempre que, aunque el solfeo es tremendamente útil, no es imprescindible para hacer música o, incluso, para ser buen músico*. Hay ejemplos como Paco de Lucía o tantos otros genios de la música que nunca supieron leer ni escribir. * el concepto “buen músico” también es algo sobre lo que hablaré en el futuro 😉

Ten en cuenta que hay muchas personas que saben hablar un idioma perfectamente, pero a penas saben escribirlo o leerlo. Simplemente han aprendido de oído a comunicarse: primer y principal objetivo de un lenguaje.

También el solfeo es una herramienta que facilita mucho el trabajo sobre todo en agrupaciones y hace los ensayos muy productivos.

Hay ciertas agrupaciones en las que la música necesita ser leída (música de cámara, big band, orquesta…), mientras en otras agrupaciones sólo se requiere una estructura musical y ciertas pautas para que la música surja de la nada como por arte de magia.

Conclusiones

Si eres profesor, ten en cuenta el proceso natural del aprendizaje de un idioma o lenguaje y mantén la motivación de tu alumno mediante el juego y el disfrute del sonido.

En la música moderna o el jazz, el principal método de aprendizaje es la transcripción. Es decir, coger un disco y tratar de imitar las melodías de tus músicos preferidos. En ámbitos de la música rock, heavy, funk, pop, jazz… los guitarristas, bajistas, baterías, etc. suelen pasarse la vida copiando a sus ídolos. ¿Por qué en la música clásica no se hace lo mismo? ¿No existen melodías sencillas o fragmentos para transcribir/imitar/copiar? ¿Qué opinas? Te leo en los comentarios.

Si te has sentido identificado cuéntamelo en los comentarios. ¡Cuéntanos tu experiencia! 😉

PD: Esta es el primer artículo sobre los “Errores de la educación musical que desmotivan”. Aunque en este me he centrado en sólo uno, en la segunda parte te hablo de varios errores más. Leéla aquí. 😉


¡Comparte el post con tus amigos!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja tu comentario

avatar
  Suscribir  
Notificar de